COVID-19. CONSEJOS ALIMENTARIOS Y OTROS

¿Qué es el COVID-19?

Los coronavirus son una familia de virus que causan enfermedades tanto en los seres humanos como en los animales.

En el caso de los animales hasta la fecha actual no hay pruebas que indiquen que las mascotas lo puedan propagar.

En los humanos pueden causar enfermedades respiratorias que pueden ser desde un típico resfriado hasta algo más grave como el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS).

Actualmente se sabe que el COVID-19 pertenece a la familia de los coronavirus, que es altamente contagioso y que afecta al sistema respiratorio.

¿Qué síntomas presenta?

  • Fiebre, cansancio y tos seca.
  • Algunos pueden tener: dolores, rinorrea, congestión nasal, dolor de garganta e incluso diarrea.
  • Pueden haber personas que estén infectadas y sin embargo no desarrollen ninguna sintomatología, presentando lo que nosotros llamamos en un mal-estado general.
  • El 80% se recuperan sin ser tratados de manera especial.
  • Se estima que 1 de cada 6 personas que tienen el COVID-19 desarrollan una enfermedad grave respiratoria.
  • Los que padecen hipertensión arterial, diabetes, enfermedades respiratorias y problemas cardíacos, tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave.
  • Un 2% de los contagiados mueren.

Si tenéis fiebre, tos, dificultad para respirar (si no podéis aspirar el aire durante 10 segundos), pensáis que habéis estado en contacto con el virus, debéis buscar atención médica inmediatamente.

¿Cómo se propaga?

  • Por estar en contacto con otra persona que lo tenga a través de: gotas que procedan de la boca o de la nariz cuando la persona exhala o tose.
  • A través de los objetos que toque una persona infectada.
  • Por gotículas que queden en el aire, por eso la importancia de permanecer a más de 1 metro de distancia.

¿Me puedo contagiar de una persona asintomática?

Es posible, aunque se está estudiando aún.

Fuente: https://www.deia.eus/bizkaia/2020/03/19/cuatro-dias-vivito-coleando/1025624.html

Medidas de protección

  • Utilizar solamente fuentes fiables, ni instagram de influencers, ni whatsaaps, ni google. La página web de la OMS es fiable.
  • Lavarse las manos con frecuencia a ser posible con un desinfectante o con abundante agua y jabón.
  • Mantenerse a una distancia mínima de 1 metro en el caso que sea necesario salir. La mejor opción es QUEDARSE EN CASA.
  • Evitar tocarse la boca, nariz e ojos porque usamos las manos para tocar muchas superficies que pueden estar infectadas. Si tosemos o estornudamos que sea en un pañuelo que debe ser desechado inmediatamente.
  • No desplazarse a los centros médicos, recordar que Cataluña tiene una app STOP COVID19 CAT

¿Qué probabilidades tengo de contraer el COVID-19?

SI OS QUEDÁIS EN CASA NINGUNA

¿Puedo tomar algún fármaco como prevención?

NOOOO. Bajo ninguna circunstancia nos hemos de automedicar. Los antibióticos no sirven, son para infecciones bacterianas no víricas.

CONSEJOS ALIMENTARIOS

IR CON CUIDADO LAS PERSONAS QUE TOMAN MEDICACIÓN CON LA ALIMENTACIÓN QUE NO INTERACCIONE CON ELLA

  • Ante todo higiene en la preparación de los alimentos, que estén bien cocinados y evitar la contaminación cruzada entre alimentos cocinados y no cocinados.
  • Hidratarse bien ya sea a través de beber agua mineral o infusiones, nos ayuda a eliminar toxinas.
  • Tomar alimentos que tengan vitamina C. Esta vitamina nos ayuda a combatir infecciones bacterianas y virales, protege de ciertas sustancias cancerígenas como las nitrosaminas y fortalece el sistema inmunitario.

Fuentes alimentarias por orden de mayor a menor cantidad por 100 g: guayaba, grosella negra, pimiento rojo crudo, perejil, kiwis, caqui, papaya, fresa, naranja, limón.

  • Vitamina E, entre sus usos destaca en enfermedades respiratorias. Su deficiencia se vincula a trastornos neurológicos debidos a una mala conducción de los impulsos nerviosos.

Fuente alimentaria por orden de mayor a menor cantidad 100 g: aceite de girasol, de nueces de sésamo. Avellanas, nueces, almendras, aceite de oliva.

Los aceites han de ser de la mayor calidad posible, a excepción del aceite de oliva (pero no olvidar el peligro de ciertos envases de plástico) el resto han de estar en envases de cristal y en el frigorífico porque en caso contrario se oxidan. Nunca refinados ni procesados.

  • Vitamina D, imprescindible para nuestro sistema inmunitario y para evitar problemas cognitivos.

Fuentes alimentarias: anguila, arenque salado, caviar, atún, bonito, congrio, salmón ahumado, langostinos, dorada, anchoas, huevos de gallina, sardinas, salmón.

Recordar siempre que los pescados de piscifactoría están alimentados con pienso lo que implica que tengan un índice Ω6 elevado con lo que son inflamatorios.

  • Selenio: interviene en los procesos de la glutation peroxidasa y super óxido dismutasa. Eso quiere decir que interviene en la capacidad de detoxificación de nuestro organismo, lo que nos previene del daño celular ocasionado por radicales libres, del riesgo de desarrollar cáncer, interviene en la salud de las hormonas tiroideas, aumentan la inmunidad, etc..

Fuentes alimentarias de selenio: nueces de Brasil (20g suficiente), bacalao ahumado, huevos, atún, anchoas, bonito, caviar, sepia, ostras crudas, bogavante, pipas de girasol, mejillones.

  • Betacarotenos: son provitamina A por tanto nos protegen las mucosas. Los encontramos en los alimentos rojo-anaranjados-amarillos, a excepción del tomate que tiene licopeno. Pero también en algunos alimentos de color verde oscuro (la clorofila oculta el color amarillo). Siempre procurar cocinarlos al dente y añadir aceite para su mejor absorción.

Fuentes alimentarias: Zanahoria, boniato, espinacas, coles, rúcula, coles de Bruselas, berros, espárragos verdes, endivia, calabaza, mango, mandarina, brócoli, bayas Goji, pimientos, naranjas, frambuesas, grosellas, nectarinas, papaya, caquis, albaricoques.

  • Todo tipo de setas, fortalecen nuestro sistema inmunitario, preferentemente los Shiitake.
  • Ajos y cebollas, se han utilizado desde siempre para combatir hongos, bacterias y virus. Mejor en crudo, en el caso del ajo cuando se cocina se destruye la alicina con lo que solamente poseerá propiedades anticoagulantes.
  • Alimentos ricos en antocianinas y proantocianinas, son sustancias que nos protegen del envejecimiento en general, tienen propiedades antioxidantes, antiinflamatorias entre otras.

Fuentes: frutos rojos, frambuesas azules y negras, zarzamora, cereza, mora azul, uva azul y negra, arándanos.

  • Probióticos: en nuestra microbiota encontramos entre el 70 – 80% de nuestro sistema inmunológico.

Fuentes: productos fermentados (kéfir de cabra, té kombucha, kimchi, chucrut, miso). Encurtidos como las aceitunas verdes rojas.

¿No tenemos estos alimentos? No pasa nada, si tenéis en casa alimentos ricos en almidón (patatas, boniato, arroz, pasta) cocerla y guardarla en la nevera 24 h, el almidón se convertirá en almidón resistente que actúa como probiótico, no volver a cocinar solo calentar un poco.

Alimentos que nos aporten:

  • Omega 3: pescado azul de pequeño tamaño, a ser posible salvaje o alimentos fortificados con omega 3.
  • Magnesio: salvado de avena, semillas de calabaza, almendras, germen de trigo.
  • Vitamina B6: frutos secos y legumbres.
  • CoQ10: caballa, trucha, salmón salvaje.

A modo general comer todo de temporada, nada procesado, no tomar azúcares, bollería ni productos refinados.

Acordaros de otras fuentes que nos aportan nutrientes muy interesantes como el aceite de coco, aguacates y las algas. Infusiones hechas en casa de jengibre y malvavisco (para la inflamación y problemas respiratorios).

ESPERO HABER APORTADO MI GRANITO DE ARENA. Y SOBRETODO QUEDAROS EN CASA.

Susagna Muns
Graduada en Naturopatía. Nutricionista graduando.

 

Deja un comentario

*