pérdida de peso

EL PESO – ¿ ES UNA CUESTIÓN DE SALUD?

EL PESO ¿UNA CUESTIÓN DE SALUD?

El peso, algo que preocupa a mucha gente, pero hay que diferenciar entre aquél que supone un peligro para la salud de aquél que es simplemente una cuestión estética.

Existen numerosas dietas de moda, pero lo único que funciona es saber qué tipo de alimentación es la más adecuada según la genética.

Lo que sí se sabe es que cada vez se publican más estudios sobre la eficacia de las dietas proteinadas sobre las hipocalóricas, es por ello que se ha de tener en cuenta cuando se desea bajar de peso.

Pérdida de peso y no de músculo

Se ha podido comprobar que las dietas que utilizan aportes proteicos elevan el gasto energético y se queman mejor las grasas.

Es decir, este tipo de dietas promueven la pérdida de peso debido a la pérdida de las grasas.

Las dietas muy bajas en carbohidratos favorecen los niveles de colesterol HDL, reducen los triglicéridos, normalizan la glucosa y la insulina.

¿Existe una pérdida lineal de peso?

Una dieta proteinada se ha de individualizar a la necesidad del paciente y, el tipo de pautas alimentarias se han de pactar con el mismo según su estado de salud, necesidades, etc…

No existe una pérdida lineal, depende de muchos factores que a veces no se pueden controlar.

Por otro lado, también existen estrategias tales como sustituir alguna toma por preparados proteicos que favorecen la pérdida de peso.

¿Y el efecto rebote?

No existe efecto rebote.

Está pensado en ir reeducando hacia una alimentación saludable individualizada según la genética de la persona, e ir introduciendo actividad física.

Si se realiza todo correctamente, se va perdiendo peso mientras se dirige hacia un cambio de estilo de vida saludable, sin pasar hambre y sin efecto rebote.

Conclusión

Resumiendo:

  1. Consumir proteínas de alta calidad biológica evita la pérdida de masa muscular.
  2. Se han de acompañar con cierto tipo de verduras por su contenido en fibra.
  3. Con este aporte mínimo de grasas y carbohidratos la pérdida de peso es debida al consumo de los depósitos grasos del propio cuerpo.
  4. Existe una reintroducción gradual de todos los grupos alimentarios.
  5. Se reeduca alimentariamente con pautas de actividad física, además de adquirirse hábitos de vida saludable que ayudarán al mantenimiento del peso a largo plazo, evitando el efecto rebote.

No existen los milagros, se trata de realizar una dieta individualizada con un aporte proteico de alta calidad juntamente con actividad física.

Deja un comentario

*