azúcar y cáncer

AZÚCAR Y CÁNCER

Relación entre azúcar y cáncer

La relación entre el consumo del azúcar y el cáncer es un área de investigación activa en la epidemiología nutricional porque cada més más se sabe que las células tumorales utilizan la la glucosa como sustrato energético, pero siempre va bien recordar conceptos.

Consumo de azúcar y riesgo de cáncer:

Obesidad y cáncer

El consumo excesivo de azúcares añadidos puede contribuir a la obesidad, siendo ésta una causa de riesgo conocida para el desarrollo de diversos tipos de cáncer tales como: cáncer de mama postmenopáusico, cáncer colorrectal, cáncer de esófago, cáncer de riñón, y cáncer de páncreas.

Inflamación y resistencia a la insulina

Dietas altas en azúcares llevan a una mayor inflamación y resistencia a la insulina, ambos factores relacionados con un mayor riesgo de desarrollo y progresión del cáncer.

Producción de IGF-1 (Factor de Crecimiento Similar a la Insulina 1)

Los niveles elevados de insulina y glucosa pueden aumentar la producción de IGF-1, una hormona que puede promover el crecimiento de células cancerosas.

Mecanismos Propuestos

Metabolismo del Azúcar:

Glucólisis

Las células cancerosas son dependientes de la glucólisis para obtener energía, incluso en presencia de oxígeno (efecto Warburg). Esto hace que las dietas altas en azúcar favorezcan el crecimiento de células cancerosas.

Aumento del estrés oxidativo

El metabolismo elevado de la glucosa puede incrementar la producción de especies reactivas de oxígeno (ROS), que pueden dañar el ADN y promover la carcinogénesis.

Ambiente pro-inflamatorio:

Las dietas altas en azúcares pueden promover un ambiente inflamatorio, lo cual contribuye a la proliferación y metástasis de células cancerosas.

Recomendaciones Dietéticas

  • Eliminar los productos con azúcares añadidos: Las fuentes comunes de azúcares añadidos incluyen bebidas azucaradas, dulces, pasteles, galletas, refrescos, helados, barritas de cereales, salsas, aderezos, bebidas energéticas y muchos alimentos procesados, incluidos los ecológicos.
  • Alternativas Saludables: las frutas frescas son dulces naturales llenas de vitaminas, fibras y antioxidantes, pero tampoco podemos abusar de ellas y siempre es mejor comer la pieza que beber en zumo.
  • Edulcorantes: el consumo de edulcorantes estropea la microbiota, por lo que no es una buena opción. Podemos usar pero, sin abusar, la miel de Manuka, el sirope de Yancon, la vainilla natural, el sirope de algarroba ibizenca.
  • Lee detenidamente las etiquetas: existen alimentos que los anuncian como libres de azúcares o sin azúcares añadidos, sin embargo cuando leemos bien el etiquetado tienen muchos carbohidratos que se transforman en glucosa cuando los ingerimos.
  • Patatas, yuca y boniato: son tubérculos muy alto en almidones, si los queremos consumir  los deberíamos transformar en almidones resistentes.

Para ello hervirlos con piel, dejarlos en el frigorífico mínimo 24 h y consumirlos fríos o a temperatura ambiente, no volverlos a cocinar ni calentar.

Muchos dicen que calentarlos levemente no pasa nada, sin embargo yo no he encontrado ningún estudio que avale este razonamiento.

Deja un comentario

*